UN BARCO LLAMADO CASTILLO DE LA MOTA

CURIOSIDADES sin importancia.

¿Sabíais que existió un barco con el nombre «Castillo de la Mota»

La construcción del buque

«Castillo de La Mota» representó un hito tanto en la historia de la Marina Mercante española como en la de la compañía pública que lo encargó. Este barco fue diseñado para satisfacer las necesidades de transporte de mineral y carbón de la factoría de ENSIDESA en Avilés, así como de otras empresas pertenecientes al INI. Para financiar su construcción, se obtuvo un préstamo de la banca privada de acuerdo con las condiciones establecidas en la orden ministerial de Hacienda del 20 de octubre de 1966, durante el mandato de Gonzalo Aguirre Asensio como presidente de la Empresa Nacional Elcano.

El contrato para la construcción del buque «Castillo de La Mota», que era el segundo con este nombre en la historia de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante, se formalizó el 29 de mayo de 1968 con la Empresa Nacional Bazán. El astillero de Ferrol fue el lugar de construcción designado, y este proyecto fue la construcción número 141 de esa factoría. El 21 de junio de 1970, el barco fue lanzado al agua en una ceremonia que contó con la madrina Sofía de Grecia, en ese entonces princesa de España, y la presencia del príncipe Juan Carlos de Borbón y Pilar Primo de Rivera.

El 5 de enero de 1971, el buque ingresó al dique seco de Astilleros de Santander para llevar a cabo trabajos en el casco, incluyendo su pintura general. Esta operación fue destacada en la historia del puerto de Santander, ya que era el buque más grande que había ingresado en la bahía hasta esa fecha. En las pruebas de mar oficiales realizadas el 14 de enero, el barco alcanzó una velocidad de 15.8 nudos y el 21 de enero fue entregado oficialmente a la Empresa Nacional Elcano.

En su primer viaje, el «Castillo de La Mota» transportó carbón desde Norfolk, EE. UU., como parte del consorcio Iberbulk, que también incluía a Naviera Vizcaína, Naviera de Castilla y Naviera Astro. El carbón fue descargado parcialmente en Gijón y el resto en Avilés.

A partir de agosto de 1972, este buque se convirtió en el escenario del «Proyecto Castillo de La Mota». En colaboración con la ETS de Ingenieros Industriales de Barcelona, el Centro de Técnica Naval (CETENA), Bureau Veritas, la Asociación de Investigación de la Construcción Naval (AICN) y Magnavox, la división técnica de Elcano desarrolló un proyecto de automatización naval utilizando computadoras. Este proyecto incluyó aspectos como la optimización de la ruta, el posicionamiento por satélite, cálculos de navegación, control automático y, especialmente, un sistema anticolisión innovador en ese momento. Los resultados de esta investigación proporcionaron valiosos conocimientos y experiencias aplicables rápidamente en el sector.

En enero de 1976, el barco sufrió un incendio en su sala de máquinas, lo que requirió que fuera inmovilizado durante varios meses para su reparación. Luego, continuó su servicio en el transporte de carbón y también realizó viajes con cargas de fosfatos y granos. En su etapa final, transportó mineral de bauxita para la factoría de Alúmina en San Ciprián (Lugo).

Finalmente, en julio de 1987, el «Castillo de La Mota» fue retirado de la flota de la Empresa Nacional Elcano y vendido para su desguace. El proceso de desmantelamiento tuvo lugar en Ferrol, cerca de donde se había construido hace 16 años. Este buque tenía una capacidad de 29,589 toneladas brutas, 21,315 toneladas netas y un peso muerto de 53,006 toneladas. Sus dimensiones incluían una eslora total de 212.78 metros (200 metros entre perpendiculares), 30.99 metros de manga, 20.15 metros de puntal y 12.28 metros de calado. Estaba propulsado por un motor AESA-Sulzer 6RD90 con una potencia de 15,000 caballos sobre un solo eje y mantenía una velocidad de 15 nudos.

Fuente: Juan Carlos Diaz Lorenzo Fotografías: Puente de Mando.

Comments are closed.